Acierta seguro al elegir una tarjeta de crédito

Solicitar una tarjeta de crédito se ha vuelto hoy en día casi imprescindible. Los pagos en efectivo van disminuyendo, las compras por Internet, los autoservicios, etc.

Es por ello que te hemos preparada esta completa guía sobre tarjetas bancarias y de pago realizada por cuatro extrabajadores bancarios y que te contarán todo aquello que debes de saber sobre la letra pequeña de los contratos y que te permitirá que el crédito asociado al dinero de plástico no llegue a ser un peso para ti y además te permita ahorrar más de 200 € anuales de media.

Tipos de tarjetas bancarias

 

La banca emite 5 tipos básicos, a saber:

  • La de crédito.
  • La de débito.
  • Las mixtas.
  • Revolving
  • Prepago o virtuales

De ellas todas tienen asociadas un saldo crediticio excepto las de débito y prepago que funcionan contra tu saldo. Es decir si hay saldo en tu cuenta se realizará la operación, en caso contrario se denegará.

Existen algunos casos en los que a pesar de tener saldo en tu cuenta una operación con tarjeta de débito puede ser denegada por motivos de seguridad, como por ejemplo, superar  un límite máximo de compras semanales. Estos límites vienen por defecto y puedes modificarlos en tu oficina bancaria, te lo contamos en este interesante artículo sobre los plásticos de débito.

Funcionamiento de las tarjetas de crédito

 

En este apartado te contamos cómo funcionan los diferentes tipos de plástico, desde su solicitud, pasando por su concesión, su operativa y condiciones de pago.

La solicitud

 

Cuando se solicita una tarjeta de crédito la entidad emisora te otorga una calificación crediticia mediante un proceso de scoring. Para ello se basa en tus ingresos anuales justificados, tu historial crediticio, tus datos sociodemográficos, si cuentas con alguna anotación en registros de morosidad como el RAI o ASNEF además de consultar en la base de datos conjunta del sistema bancario los préstamos y el volumen de estos que a fecha del estudio continúan vivos, es decir, todavía no se han cubierto o pagado en su totalidad.

Cabe destacar que cada entidad bancaria va a contar con los mismos datos para la valoración de los créditos a conceder, aunque el scoring resultante y por ello el capital concedido puede llegar a cambiar sensiblemente. Ello es debido a que cada entidad emisora otorga un peso diferente a cada factor y está dispuesta a asumir un nivel de riesgo diferente.

Así por ejemplo el equipo redactor de este artículo ha hecho un proceso de investigación de mercados observando que con los mismos datos analizados en Cajamar solamente nos concedieron un límite de 400 € mensuales y en Wizink llegaron a los 4.000 €. Esta disparidad viene dada como decíamos.

El proceso de solicitud clásico se realiza en una oficina bancaria y como mucho en una semana deberías contar ya con una respuesta al respecto. Pero el canal comercial de las tarjetas de crédito se ha modernizado mucho. En la actualidad puedes contratarlas por medios telemáticos en diferentes a entidades, también es usual su contratación en stands comerciales de centros comerciales y muchos súper e híper ofrecen también su propio programa.

Todas estas vías de solicitud y contratación nos parecen adecuadas, la única vía que no nos convence es la telefónica, dada la falta de soporte documentario y que el único custodio de la información va a ser el emisor mediante la grabación. Es por ello que desaconsejamos cualquier tipo de contratación por este canal.

Consejo útil

  1. A la hora de solicitarla debes de tener en cuenta que no te están haciendo ningún favor, vas a tener un crédito asociado pero debes de saber que la entidad emisora va a ganar contigo dinero. Es por ello que es importante que mantengas una posición de negociación fuerte, que te servirá para negociar algunas de las condiciones de contratación.
  2. Es usual que se ofrezca la contratación en una venta conjunta, por ejemplo en una hipoteca, una póliza de descuento, etc. Aunque el producto financiero forme parte de una negociación global no debe implicar que renuncies a negociar ciertas condiciones particulares.
  3. Guarda copia de toda la documentación asociada y de las comunicaciones al respecto. En nuestra experiencia en el sector bancario hemos observado muchos cambios de condiciones de manera unilateral, con plazos dudosos de aceptación tácita de ellas y con aplicación general de comisiones antes de la propia aceptación o periodo de gracia para la aceptación de ellas.

La concesión

visa

Una vez la entidad emisora te informe de la concesión y del límite de crédito de la tarjeta, llega el momento de la firma del contrato y de la orden de emisión del plástico asociado.

Y aquí llegan las primeras comisiones sobre las que debes estar ojo avizor:

  • Comisión de emisión de tarjeta: Una gran parte de las tarjetas suele tener comisión cero de emisión, sobre todo aquellas que son ofrecidas en stands de centros comerciales como las de Wizink, ING, Carrefour, etc. No obstante si la contratación la has realizado en una oficina bancaria estas suelen llevar asociada una comisión que puede variar entre los 15 y los 100 €. Una buena práctica es negociar esta comisión para reducirla hasta cero o en su defecto bonificar al menos una parte. Si ha sido la entidad bancaria la que te la ha ofrecido, no deberías tener problema en reducirla hasta 0. En caso contrario seguramente te tocará negociar. Un 50 % de bonificación suele se lo usual.
  • Comisión de personalización: Esta es una de esas comisiones poco conocidas, se trata de la emisión del plástico con un diseño personalizado, con una foto que suele aportar el cliente. No tiene un precio elevado y suele rondar los 5 o 10 €. Siempre se aplica bajo petición expresa del cliente.
  • Comisión de estudio: Suele ser de rara aplicación, no obstante la mayor parte de los contratos viene incluida.

Una vez firmado el contrato se te facilitará un pin de la tarjeta que debe de ir en sobre cerrado y en un plazo aproximado de una semana recibirás el plástico asociado en tu oficina bancaria o en tu domicilio.

Consejo útil

  1. Es conveniente haber negociado la comisión de emisión previamente antes de emitir el contrato. No obstante si no lo has hecho y ya tienes el apunte contable en tu cuenta cargado todas las oficinas bancarias tienen una bolsa mensual destinada a la retrocesión contable de comisiones contables, también llamadas bonificaciones. ¡Haz que se usen!
  2. Guarda todas las copias de los contratos facilitados, pueden ser de utilidad ante futuros cambios de condiciones.

Operativa de cada tarjeta de crédito según tipo

 

Cómo habíamos mencionado anteriormente existen tres tipos básicos y cada una de ellas tienen una operativa levemente diferente pero que debes conocer con tal de evitar sorpresas como pago de comisiones e intereses de demora.

Cómo funcionas las tarjetas mixtas

Se llaman así porque aúnan las características de las tarjetas de débito y crédito.  Estas te permitirán sacar efectivo de los cajeros con cargo inmediato a tu cuenta o en su defecto hacerlo contra el límite concedido. En las compras tanto en comercios físicos como online las compras repercutirán contra el límite otorgado a tu línea.

Pagos sobre el consumo realizado

Como hemos dicho las extracciones a débito por cajero se cargarán inmediatamente en el saldo de tu cuenta. Sobre las compras realizadas y/o las extracciones en efectivo a crédito las de tipo mixto suelen emitirse con pago a final de mes de todo aquello que hallas consumido y no se aplica ningún tipo de interés sobre el dinero dispuesto.

A modo de ejemplo si tu límite es de 3500 € y en tus vacaciones de verano has gastado en compras 2500 € al mes siguiente se te cargarán en cuenta esos 2500 € y tu límite disponible volverá a ser de 3500 €. Como ves no se aplican intereses. En este caso la entidad emisora rentabiliza el producto vía una pequeña tasa de intercambio que repercute a la entidad propietaria del TPV (terminal punto de venta)

Es importante que te informes de que día en concreto son cargados los recibos sobre tu consumo. Usualmente suelen cargarse entre el día 30 o 31 de mes en curso y hasta el 5. Es importante saberlo para no caer en descubiertos y devoluciones de recibos. Si cobras entre el 3 y el 5 de cada mes pero tu recibo de tarjeta se genera el 31 del mes anterior, en caso de que tu cuenta no tenga suficiente efectivo se te pueden repercutir comisiones por impago, intereses de demora y otro tipo de gastos.

Aunque como hemos dicho las de tipo mixto suelen contar con el pago a fin de mes, muchas de ellas permiten la modificación de este tipo de pago, ya sea median una cantidad fija mensual o mediante un porcentaje del crédito consumido. En este caso al saldo aplazado si se le aplicarán intereses que vendrán dados por el tipo fijado en el contrato (Hemos observado muchas diferencias entre intereses aplicados, variando desde el 12 %TAE al 40 % TAE).

Si esta modalidad de aplazamiento no te gusta también la operativa también suele financiar compras individuales y muchas entidades emisoras permiten incluso realizarlas por Internet.

A modo de ejemplo, supongamos que has adquirido un paquete vacacional por valor de 900 € pagándolo mediante tu tarjeta. Si tu límite de crédito es de 1000 € solo te quedaría disponibles 100 para compras.

Ante esto podrías financiar directamente a 12 meses esta cantidad generándose un recibo independiente al del pago mensual de tu tarjeta de crédito. De esta manera la compra financiada quedaría fuera de tu límite de crédito que volvería a ser de 1000 € aunque tendrías que hacer frente al pago mensual de la compra financiada con sus correspondientes intereses.

Las comisiones aplicadas

 

Como siempre te recomendamos prestar atención a todas las comisiones que se puedan generar. En ocasiones no es fácil, dado que pueden ser de difícil observación o estar encubiertas. Pero para eso estamos nosotr@s un equipo de ex trabajador@s de banca para contártelo.

  • Comisión por renovación de tarjeta: Anualmente se pasará esta comisión que suele ser de un importe igual al que figura por defecto en la comisión de emisión. La mayor parte de las tarjetas cuentan con un sistema de bonificación automática que va ligada a un consumo mínimo anual o un número de operaciones anuales para bonificarla total o parcialmente. Generalmente esta comisión genera un apunte contable diferente en tu cuenta, aunque en algunos casos se incluye dentro de la cuota por lo que es conveniente revisar los extractos.
  • Comisión por impago de recibo: Si el recibo de tu tarjeta se genera y no tienes suficiente saldo en tu cuenta, pasados 3 días se te cargará una comisión por impago que oscila entre los 15 y los 60 €. Por eso debes de tener muy en cuenta cuando sueles cobrar tu mensualidad y cuando se carga tu tarjeta. Recuerda los días de pago de la tarjeta no son modificables una vez emitida. Tu fecha de pago siempre debe de ser posterior a la de cobro de tu nómina, si no es así es preferible optar por otro tipo.
  • Comisión por extracción de cajero ajeno: Si tu extracción de efectivo a débito se realiza desde un cajero ajeno a la red por cada extracción se te cargará una comisión % con un mínimo por operación. Recuerda el cajero siempre deberá indicarte el importe.
  • Comisión por extracción a crédito: Las tarjetas mixtas como te hemos contado permiten la extracción por cajero a crédito y débito. Si el efectivo retirado por el cajero se carga sobre tu crédito esta operación siempre tiene una comisión asociada. Además en el caso de que se trate de una red ajena a la del emisor del plástico esta será bastante mayor.
  • Comisiones por cambio de moneda: Esta es una de las comisiones encubiertas de las que menos suelen darse cuenta los clientes y suele rondar un 3 % del total de la compra realizada en moneda extranjera. Supongamos que haces un viaje a Londres, por cada compra que realices en libras esterlinas se le aplicará una comisión de cambio del 3 % a la tasa de conversión de divisa realizado. Existen pocas tarjetas que no la apliquen, aunque esta y esta no lo hacen. Ya sabes si vas a viajar al extranjero quizás te pueda convenir contar con ellas.
  • Intereses de demora: En el caso de que tu recibo no se haya cargado dentro de los tres primeros días desde su generación aparte de la comisión por impago el recibo irá aumentando debido a los intereses de demora que suelen rondar el 30 % TAE.
  • Intereses por descubierto de día valor: Aunque no sea un coste especificado en el contrato si lo estará en el contrato de tu libreta o cuenta corriente. La explicación viene dada porque el recibo se genera con una fecha llamada valor y que es la computable para la liquidación de intereses de la cuenta. A modo de ejemplo si en tu cuenta se genera un recibo con fecha valor día 1 y no hay suficiente saldo hasta el día tres, en la liquidación de intereses de la cuenta se te cargarán los intereses generados por descubierto contable entre el día 1 y el 3 aunque el recibo no se haya cargado en cuenta el día 1.
  • Comisión por pérdida o deterioro y emisión de nuevo plástico: Esta es otra de las poco conocidas, aunque no todas las entidades la aplican. En caso de que pierdas tu plástico y pidas otro plástico algunas entidades te aplicarán esta comisión.

Consejo útil

  1. Haz coincidir tu fecha de pago de recibos con la de cobro de tu nómina.
  2. Vigila las comisiones encubiertas.
  3. Si vas a viajar al extranjero consulta las comisiones por cambio de divisa.
  4. En el caso de que se te cobre la comisión por renovación y no hayas llegado al importe mínimo para que se modifique, ten en cuenta que tienes derecho a que se te bonifique la parte proporcional. A modo de ejemplo si el mínimo para que se te bonifique son 3.000€, la comisión es de 30 € y has realizado compras por valor de 1.500 € tendrías derecho a la devolución de 15 €, es decir el 50 %. Estas devoluciones cuentan con sentencias a su favor, aunque en primera instancia las entidades siempre denegarán su devolución. No tengas miedo a reclamar.
  5. En caso de que vivas en pareja o de que quieras hacer partícipe a otra persona de tu crédito concedido, puedes solicitar tarjetas beneficiarias que usualmente cuentan con comisiones de emisión y renovaciones menores. Recuerda compartirás el límite aprobado con esa persona.
  6. Puedes cambiar la forma de pago en el momento que lo necesites, previa solicitud.
  7. En caso de pérdida o deterioro del plástico y si no quieres que te cobren por la nueva emisión, di en tu oficina que te la han robado. Se emitirá un nuevo plástico con numeración diferente y te podrás saltar esta comisión

Cómo funcionas las tarjetas de crédito puro

Solo van a permitirte realizar compras y extracciones que se cargarán sobre el límite otorgado, es decir no tienen la funcionalidad de débito. Por lo demás funcionan exactamente igual que las de crédito mixto.

Este tipo de tarjetas son ampliamente ofrecidas por entidades bancarias o financieras diferentes a tu banco habitual (aunque también las puede emitir tu banco). Muchas de ellas cuentan con programas de fidelización interesantes como:

  • Descuentos del 1 % en todas tus compras realizadas.
  • Bonificación de hasta un 6 % en gasolineras
  • Descuentos del 1 % en compras de alimentación.
  • Puntos de viaje en aerolíneas

Pagos de las compras realizadas

Puedes pagar el total consumido a fin de mes sin intereses, pagar un porcentaje o un pago fijo mensual (Aplicándose intereses sobre el resto). También puedes aplazar compras individuales sacándolas del límite de crédito y se te generará un recibo diferente para el pago específico.

 

Las comisiones aplicadas

 

Las comisiones son idénticas a las mixtas, a saber renovación, impago, extracción de efectivo por cajeros, cambio de divisa, intereses de demora e intereses por fecha valor. Cabe no obstante señalar que la mayor parte de las tarjetas adheridas a un programa de fidelización no suelen contar con las de emisión y renovación.

Consejo útil

 

  • La fecha de pago de los recibos debe ser posterior al de cobro de tu nómina.
  • Revisa bien los extractos para detectar posibles comisiones encubiertas y abono de las bonificaciones de los programas de fidelización.
  • Revisa que porcentajes aplican en los cambios de divisa.
  • Estas tarjetas de crédito suelen emitirse por defecto como pago aplazado, recuerda cambiar el método de pago a fin de mes sin intereses si tu intención no es aplazar las compras.

 

Cómo funcionas las tarjetas revolving

 

La modalidad revolving es una variante de la de crédito puro que se caracteriza porque no deja cambiar la modalidad de pago a fin de mes sin intereses

Permiten hacer compras y sacar dinero en efectivo desde los cajeros que se cargarán sobre el límite otorgado.

Suelen tener unos intereses elevados aunque pueden llegar a compensarse con descuentos elevados en ciertas compras que varían entre el 4 % y el 10 %

Este tipo de tarjetas son ampliamente ofrecidas por entidades bancarias o financieras diferentes a tu banco habitual (aunque también las puede emitir tu banco). Muchas de ellas cuentan con programas de fidelización interesantes como:

  • Descuentos del 1 % en todas tus compras realizadas.
  • Bonificación de hasta un 6 % en gasolineras
  • Descuentos del 1 % en compras de alimentación.
  • Puntos de viaje en aerolíneas

Pagos de las compras realizadas

 

El método revolving admite dos modalidades de pago:

  • Un porcentaje sobre el total que no suele exceder el 60 % del total pendiente
  • Un porcentaje fijo que no puede exceder el 30 % del límite total concedido

Con este tipo de tarjetas siempre vas a pagar intereses, dado que estos además empiezan a contar desde el mismo día que se realiza la operación y no desde final de mes como en el resto de tarjetas de crédito analizadas.

No son ni mucho menos nuestras favoritas, aunque en algunos casos puntuales y dependiendo del descuento aplicado por pagar con ellas pueden resultar convenientes. A modo de ejemplo supongamos que compramos un viaje por valor de 1.100 € en una agencia de viajes perteneciente a un grupo bancario. Si pagamos con una tarjeta revolving nos ofrecen un descuento del 10 %. Los intereses de la tarjeta son del 24 % TAE y el pagó máximo mensual es de 150 € con una comisión de emisión de tarjeta de 30 €.  El total que pagaremos si optamos por la formula revolving será de 1.050 pagados durante 7 meses, mientras que si lo pagáramos al contado el coste sería de 1.100 €.

Por tanto aconsejamos el uso de este tipo de tarjetas siempre que vayan asociadas a descuentos interesantes.

Las comisiones aplicadas

 

Cuentan con las mismas comisiones a lo que hay que añadir que el computo de los intereses se empieza a contabilizar desde el mismo día de compra.

Consejo útil

 

  • Ajustar la fecha de pago al día cobro de tu nómina.
  • Cancela la tarjeta una vez liquidado el saldo vivo si no la vas a usar a posteriori.

 

Visa o Mastercard

 

Visa y Mastercard son las dos principales entidades que se encargan de la compensación de transacciones electrónicas mediante tarjetas. Cualquiera de las dos tiene solvencia asegurada, aunque es verdad que en Europa Visa es preponderante.

Con mastercard nos podemos encontrar algún tipo de negocio que no acepte el pago, por el contrario las tarjetas emitidas por esta última suelen contar con mejores condiciones como norma general y como método de promoción.

Te aconsejamos no dispones solo de una y compatibilizar su uso para que ninguna de ellas te deje tirado en un momento dado.

 

Oro, platino, plata, Bussiness: qué significa

 

Cuando las tarjetas de crédito comenzaron a emitirse fueron un símbolo de estatus, alguien te daba crédito. Por eso se les otorgaban nombres rimbombantes que acompañaban ese supuesto estatus.

Hoy en día no tienen otro significado que el comercial, aunque usualmente una tarjeta oro o platino debería de contar con más límite que una plata, en la realidad el límite lo otorga la entidad financiera arreglo a tu scoring y la política de riesgo adoptada.

  • Cómo elegir una tarjeta de crédito
5

Resumen

Un grupo de trabajadores exbancarios te cuentan todo lo que debes saber para elegir este tipo de tarjeta

Mostrar comentarios

No Responses Yet

    Leave a Reply